El Futuro de la Contratación Post Covid-19

487

Les contamos las  6 predicciones sobre cómo el coronavirus transformará la contratación según un estudio de Linkedin

El reclutamiento de hoy se ve radicalmente diferente de lo que era hace apenas un año. Acelerado por el COVID-19 y el movimiento por la justicia racial, los cambios que se esperaba que llevaran años están sucediendo en lugar de meses. Reclutar virtualmente trabajadores remotos es la nueva norma para muchos. Se están elaborando programas de movilidad interna y mejora de competencias, muchos de ellos por primera vez. La diversidad finalmente está siendo tratada con la urgencia y la responsabilidad que siempre mereció.

Para ayudarlo a administrar estos cambios y adelantarse a lo que vendrá después, estamos haciendo algunas predicciones audaces sobre el futuro de la contratación. Estas proyecciones destilan lo que aprendimos de una encuesta a más de 1.500 profesionales de talento, exclusivos de la plataforma LinkedIn y entrevistas en profundidad con líderes de talento de todo el mundo.

Predicción # 1: El reclutamiento contratará menos, construirá y tomará prestado más

Predicción n. ° 2: la contratación ayudará a que la empresa sea responsable de la diversidad

Predicción n. ° 3: el reclutamiento virtual llegó para quedarse

Predicción n. ° 4: los reclutadores liderarán la transición al trabajo remoto

Predicción n. ° 5: la marca de su empleador dependerá de la empatía y las acciones

Predicción n. ° 6: los reclutadores desarrollarán nuevas habilidades para alinearse con el negocio


Predicción # 1: El reclutamiento contratará menos, construirá y tomará prestado más

La movilidad interna ya no es agradable de tener, sino que será imprescindible. Al asociarse con elaprendizaje y el desarrollo (L&D) y los recursos humanos en general, el reclutamiento tendrá la oportunidad de liderar y construir un programa riguroso de movilidad interna en lugar de dejarlo a los gerentes de contratación o prácticas ad hoc. Las empresas tendrán como objetivo catalogar las habilidades actuales de los empleados y vincular claramente las oportunidades de trabajo internas con los recursos de L&D relevantes que ayudarán a los empleados a llenar cualquier brecha de calificación.


Al enfrentarse a una incertidumbre y volatilidad sin precedentes, las empresas también se alejarán de los trabajos estáticos en departamentos aislados y pasarán al trabajo multifuncional basado en proyectos, donde los empleados cambiarán a nuevos proyectos a medida que cambien las necesidades comerciales. (Los propios reclutadores experimentaron tal cambio en la respuesta inmediata a COVID-19, y muchos se mudaron a nuevos proyectos cuando la contratación se ralentizó).
Esto también cambiará la forma en que los reclutadores evalúan y contratan talentos. Darán prioridad a las habilidades potenciales y transferibles de los solicitantes, como la adaptabilidad y la resolución de problemas, sobre su pedigrí y capacidad técnica para realizar tareas específicas.


Predicción n. ° 2: la contratación ayudará a que la empresa sea responsable de la diversidad

Desde que empresas de todo el mundo se comprometieron a apoyar una mayor diversidad, los candidatos, empleados y consumidores han estado buscando cómo esas palabras se traducirán en acciones. La diversidad no es una “iniciativa” para sentirse bien, sino un imperativo crítico para el negocio, uno que el reclutamiento puede liderar.

El trabajo remoto expandirá enormemente las reservas de talentos disponibles, lo que permitirá un mayor acceso a candidatos de grupos subrepresentados y eliminará las excusas vacías de que el talento no está allí para ser encontrado.

Los reclutadores no solo ofrecerán una cartera diversa de candidatos, sino que los defenderán y responsabilizarán a los gerentes de contratación de mover a esos candidatos a través del embudo. Reestructurarán los procesos de contratación para reducir los prejuicios, desde la creación de diversos paneles de entrevistas hasta la obligación de presentar informes basados ​​en datos contra los objetivos de diversidad.


Predicción n. ° 3: el reclutamiento virtual llegó para quedarse

Las empresas han incursionado en entrevistas en video y evaluaciones remotas en el pasado, pero las realidades de bloqueo de COVID-19 las han impulsado a crear un proceso de reclutamiento virtual de extremo a extremo por primera vez. Y ambos están notando y adoptando el ahorro de tiempo y costo que ese cambio ha traído consigo. Entonces, de la misma manera que una fuerza de trabajo híbrida de empleados en el sitio y remotos se convertirá en el estándar, un proceso de contratación híbrido que combina elementos virtuales y en persona se convertirá en la norma.

Los desafíos para las empresas serán dobles. En primer lugar, las empresas necesitarán perfeccionar sus procesos virtuales y, a medida que perfeccionan la tecnología, deben asegurarse de seguir buscando formas de volver a añadir toques humanos a sus sistemas. En segundo lugar, tendrán que decidir cuándo citarán al candidato de forma virtual y cuándo en persona, cómo optimizarán la experiencia del candidato y las ventajas de las evaluaciones en persona y, sin embargo, continuarán aprovechando la velocidad y la eficiencia de lo virtual.

Los candidatos para puestos de base pueden experimentar un proceso de contratación completamente virtual, sin poner un pie en la oficina hasta que estén incorporados, si es así. Los candidatos ejecutivos, por otro lado, seguirán recibiendo un proceso más personalizado con numerosas visitas in situ y cara a cara.

Predicción n. ° 4: los reclutadores liderarán la transición al trabajo remoto

Los reclutadores han sido tradicionalmente fuertes asesores de la empresa en lo que respecta a la planificación de la fuerza laboral; ahora tienen la oportunidad de volverse indispensables. El trabajo remoto seduce con sus promesas de diversos grupos de talentos, mayor productividad y retención, y ahorros en salarios e instalaciones, sin mencionar una menor huella de carbono.

Pero también complica la planificación de la fuerza laboral con consideraciones difíciles en torno a la compensación (¿cómo será el salario justo con una fuerza laboral distribuida?), La planificación de la capacidad, la cultura de la empresa, la tecnología y la visibilidad de los empleados.

Los reclutadores están en una posición única para proporcionar información esencial sobre esta transición, llegando a la mesa armados con información basada en datos sobre dónde está el talento y comentarios anecdóticos sobre lo que el talento quiere y necesita. Conocer esas preocupaciones puede brindar a las empresas una ventaja competitiva, cuando se mueven rápidamente para abordarlas.

Los reclutadores también pueden ayudar a la empresa a sopesar los beneficios de un enfoque en cualquier lugar del mundo frente a una estrategia central de apuntar a unos pocos sitios que harán que el desarrollo profesional y la adhesión cultural sean más sólidos.

Predicción n. ° 5: la marca empleadora dependerá de la empatía y las acciones

A medida que los candidatos y los clientes busquen que las empresas adopten una postura más firme sobre los problemas sociales, los líderes de contratación se centrarán cada vez más en la marca del empleador, y lo verán desde una perspectiva radicalmente nueva. En lugar de mostrar los productos, las ventajas y las comodidades de la oficina de la empresa en materiales de marketing pulidos, darán a conocer lo que la empresa está haciendo para apoyar a los empleados, los clientes y las comunidades en tiempos de crisis.

Desde asociaciones con organizaciones sin fines de lucro hasta programas de asistencia para empleados y pequeños actos de bondad, las acciones que toman las empresas, la forma en que se muestran con empatía, darán forma a su marca en los próximos años. Para ganarse la confianza, los empleadores también serán más vulnerables, responsabilizándose por las deficiencias y siendo transparentes sobre sus planes para abordarlas.

La impresión de un candidato de una empresa estará muy influenciada por sus interacciones diarias con los reclutadores en el terreno. Los reclutadores serán más empáticos en su alcance, se adaptarán a su enfoque y comprenderán por lo que están pasando los candidatos.

Al poner a las personas en primer lugar, los empleadores mostrarán, no dirán, de qué se trata su empresa.


Predicción n. ° 6: los reclutadores desarrollarán nuevas habilidades para alinearse con el negocio

Los equipos de reclutamiento se han estirado, torcido y remodelado en los últimos meses, y es probable que eso continúe. Desde lidiar con la desaceleración de la contratación (o, en algunas industrias, picos sin precedentes) hasta alinearse con las prioridades comerciales en constante cambio, la única constante para los reclutadores será la necesidad de adaptabilidad.

Si bien algunos reclutadores contratarán para diferentes roles, ubicaciones o equipos a medida que cambien las necesidades, a muchos otros se les pedirá que vayan más allá de la contratación. De hecho, la habilidad de más rápido crecimiento para los reclutadores es el desarrollo personal: la capacidad de agregar nuevas habilidades.

Los reclutadores servirán cada vez más como puente entre las necesidades de contratación de una empresa y otras iniciativas clave de recursos humanos. No es de extrañar entonces que estén agregando rápidamente habilidades como diversidad e inclusión, toma de decisiones y estrategia de recursos humanos a sus cinturones de herramientas y currículums. Aportarán claridad a los datos de talento, remodelarán la marca del empleador y ajustarán el proceso de contratación virtual, todo en un proceso continuo de mejora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here