Empresas Obligadas a Teletrabajar ¿Por Coronavirus? Parte 2

1153

La crisis del coronavirus obliga a las compañías a enviar a miles de empleados a trabajar desde casa. En esta ocasión los compartimos las medidas preventivas que están tomando algunas empresas europeas.

España no ha sido nunca la cuna del teletrabajo. Y ahora, en cambio, se ha convertido casi en una de las primeras alternativas a la que miran las empresas, especialmente, las del sector servicios, cuando tienen que adoptar medidas para prevenir el contagio por el coronavirus. La lista de compañías que han recurrido a él por este motivo crece casi cada día: EY, Indra, Telefónica, Bankia, BBVA o El Corte Inglés han sido algunas de las primeras. Bien por precaución, ante los viajes de algunos de sus trabajadores a las zonas de mayor riesgo o bien al detectar los primeros contagios en sus oficinas. Incluso hay otras, como Vodafone, que han hecho un simulacro enviando a toda su plantilla a teletrabajar en sus casas para comprobar si puede mantener sus servicios a distancia, que es lo que harán precisamente hoy los 3.700 empleados del Banco Central Europeo en Fráncfort.

El caso de la consultora EY es el más llamativo. El pasado jueves activó la segunda fase de su protocolo de prevención, al detectarse el primer contagio en su sede de Madrid. Desde entonces sus 3.100 empleados están trabajando en sus domicilios sin incidencias y hasta nuevo aviso. En las oficinas solamente quedan el equipo de servicios mínimos y el comité de prevención, unas 25 personas, explica su director de recursos humanos, José Luis Risco. Sin embargo, Indra desalojó dos de las plantas de su centro de trabajo de Barcelona por dos contagiados, aunque está previsto que este lunes vuelvan a sus puestos, y Bankia ha enviado a unas 80 a trabajar a distancia al conocerse el primer caso de coronavirus en una de las plantas de su sede madrileña.

Al despacho de Abdón Pedrajas estos días llegan muchas consultas sobre el tema. Y la respuesta empieza por aclarar que como norma general “el teletrabajo es voluntario”, apunta Jesús Lahera, consultor de este bufete y profesor de Derecho Laboral de la Universidad Complutense de Madrid. No obstante, rápidamente apunta que en el caso actual el principio general cambia, porque “se trata de un caso de prevención de riesgos laborales”. En el que “la empresa tiene la obligación de proteger la salud de los trabajadores”, apoya David Díaz, responsable del área laboral de Baker McKenzie. A su despacho ahora llegan muchas preguntas relacionadas con el coronavirus y las del teletrabajo están entre las más destacadas. Aunque añade que en los últimos días crecen las dudas sobre los expedientes de regulación de empleo temporal ante problemas de suministro.

Si se mantiene la cadencia y se prolongan la situación, es probable que suban las bajas cifras de incidencia que tiene el teletrabajo en España. Según el INE, apenas el 4,3% de ocupados trabaja más de la mitad del tiempo en casa. La cifra aumenta algo si se toma a quienes lo hacen esporádicamente, un 3,2% más. La diferencia con los países nórdicos, donde se aproxima el 15%, es grande.

Remedios Orrantia de Vodafone

Las empresas se están preparando para ello. El pasado viernes los 3 mil colaboradores de Vodafone comprobaron que podían sostener el servicio sin complicaciones desde sus casas, asegura su directora de recursos humanos, Remedios Orrantia. En la compañía el 55% del personal teletrabaja habitualmente un día a la semana. Pero esto no es lo más habitual. De hecho, según Orrantia, solo el 4,5% de las organizaciones facilitan este tipo de medidas. “La mayoría de las empresas no están preparadas para el teletrabajo, a pesar de que España sea el país con la mejor infraestructura tecnológica para ello. La cultura del presencialismo lo impide”, dice.

José Varela, responsable de Digitalización en el Trabajo de UGT, considera que la crisis del coronavirus llega sin que las empresas hayan hecho los deberes y esto pone límites a una gran expansión del empleo desde casa. “El teletrabajo no es más que una forma de organización del trabajo y las empresas no están acostumbradas”, apunta este sindicalista, que recuerda el 91,4% de hogares tiene acceso a Internet, el 81% posee ordenador y que España tiene la mejor red de fibra óptica de Europa, con más de 25 millones de hogares con posibilidad de acceder a ella y 10 millones de ellos abonados.

Varela advierte que “no es posible pasar de un sitio a otro si no es con planificación, de forma progresiva”. Como ahora pretenden hacer Bankia e Indra, por ejemplo, que preparan programas para fomentar el teletrabajo.

“Hay sectores en que es más fácil como las finanzas, seguros o consultoría, a los que ha pillado más preparados. Pero hay actividades que no son susceptibles de esto, como el comercio”, aprecia José María Martínez, secretario general de la Federación de Servicios de CC OO. “No se trata solo del sector, sino de la disponibilidad de los medios tecnológicos para los trabajadores. Centrándonos sólo en sectores donde es viable el teletrabajo, hay mucha pequeña o mediana empresa con menos recursos para que el teletrabajo sea efectivo, en algunos casos se debe invertir también en digitalización (más allá del portátil): uso de la nube, conexión en red o , aplicaciones específicas”, indican en Cepyme.

Jose Maria Martinez

Otras medidas para garantizar la actividad

Primero fue cancelar los viajes de trabajo y poner en cuarentena (teletrabajando en sus domicilios) a los empleados que se hubieran desplazado a las zonas de riesgo. Luego fue suspender los actos multitudinarios. Después restringir la asistencia a eventos y reuniones. Forzadas por el miedo al contagio de la Covid-19, las grandes empresas españolas están introduciendo nuevos protocolos de funcionamiento entre sus plantillas con el objetivo de continuar con su negocio con la mayor normalidad posible. En BBVA aún no se ha detectado ningún caso de coronavirus, asegura la entidad, sin embargo, el banco ha puesto en marcha un plan de contingencia para evitar que algunas de sus actividades críticas, como las grandes operaciones que cierran sus traders en la mesa de tesorería de su sede, no corran riesgos, dado que estos profesionales no pueden teletrabajar porque necesitan equipos tecnológicos especiales, asegura BBVA.

La entidad ha desplazado a un centenar de los 400 componentes de esa mesa de operaciones a las oficinas que tiene en Las Rozas (Madrid). Algo que hará también Bankia durante esta semana. El banco apunta hacia los equipos críticos, tales como los traders o el de ciberseguridad, “los dividiremos entre las oficinas de Las Rozas, la sede de Madrid y enviaremos a gente a sus casas para asegurar la continuidad de la actividad”, indican fuentes de Bankia. IE Escuela de Negocios, con tres personas contagiadas entre sus 7.000 alumnos de Segovia y Madrid, se ha lanzado en brazos de la tecnología para mayor seguridad. Las clases de su campus de Segovia se van a impartir íntegramente de forma on line, en cambio, en la capital se podrá elegir entre las sesiones a distancia o presenciales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × cuatro =