Lecciones de Contratación Made in Halloween!

240

Hace un tiempo nos veníamos negando a los rankings de películas hasta que nos encontramos con esta buena y terrorífica nota del blog de Linkedin.

Ya sea que no pueda esperar para ponerse su disfraz hoy o planee hacer todo lo posible para irse de vacaciones, Halloween está aquí. Y no importa cómo te sientas, es una gran excusa para relajarte con una película de miedo, y con un bocadillo con todos los dulces que fueron creados para el ¿Dulce o Truco?

Pero resulta que algunas películas de miedo no son solo temibles, sino que están llenas de valiosas lecciones de RR.HH. de las que podemos aprender. Si no nos crees, echa un vistazo a estas cinco películas de terror populares que contienen consejos útiles sobre marca empleadora, la cultura de la empresa, las habilidades de los mejores candidatos y más.

Así que agarra el maíz turrón, apaga las luces y sigue leyendo (alerta de spoiler).

1. The Shining: Una marca empleadora que no es auténtica, solo perjudicará la retención y la satisfacción de los empleados

Aclaremos, el employer branding es una herramienta de reclutamiento invaluable. Cada empresa es diferente, pero hay una cosa que todas las marcas estelares tienen en común: la autenticidad. Y pocas películas retratan los peligros de una marca de empleadores poco auténtica tan escalofriante como The Shining (1980).

Cuando Jack Torrance acepta el trabajo de cuidador de invierno en el aislado Hotel Overlook, no se da cuenta a qué se está inscribiendo. El gerente está dispuesto a presumir de la ilustre historia del hotel y su ubicación escénica, pero no menciona el hecho de que está increíblemente encantado.

Ser sincero acerca de la verdadera naturaleza del trabajo podría haber ayudado a que Jack se auto seleccionara antes de que este fracaso en la contratación se saliera del camino. La lección: asegúrese de informar a los candidatos sobre las desventajas del trabajo durante el proceso de contratación para permitirles determinar si son una buena opción. Si no lo son, no se quedarán.

2. American Psycho: Reclutar por inteligencia emocional es tan importante como las habilidades.

Para 2020, se predice que la inteligencia artificial (IA) y la automatización cambiarán el panorama de contratación tal como lo conocemos, aumentando la demanda de rasgos distintivamente humanos, como la inteligencia emocional (EQ).

American Psycho demostró la importancia de la ecualización en el lugar de trabajo en el año 2000. Patrick Bateman se preocupa más por lo elegante que es su tarjeta de presentación que sobre los sentimientos de los demás, tanto que bailará alegremente con Huey Lewis y The News mientras Él toma un hacha  y mata a un compañero de trabajo.

La lección aquí: no ponga demasiado énfasis en las habilidades difíciles enumeradas en el currículum de un candidato (o en la elegante tarjeta de visita color hueso con las letras en Silian Rail). En su lugar, enfóquese en esas habilidades blandas y elusivas como la empatía y la ecualización.

3. The Thing: No contrate para afinidad, busque un complemento cultural

No hace mucho tiempo, la llamada “prueba de la cerveza” era el método a seguir para evaluar el ajuste de la cultura. La teoría decía que si querías tomar una cerveza con un candidato, eran una buena opción para la empresa. Desafortunadamente, este enfoque tendió a llevar a culturas homogéneas donde todos se veían y pensaban como todos los demás, lo que da como resultado un pensamiento grupal que mata la innovación.

The Thing (1982) de John Carpenter demostró perfectamente este problema con la prueba de cerveza. El “Cosa” es capaz de imitar perfectamente los comportamientos de los investigadores antárticos que asimila, en la medida en que sus propios compañeros de trabajo no pueden distinguir la diferencia. El problema es que es un parásito alienígena.

La cosa encajaba, pero no traía nada valioso a la mesa. Es por eso que algunas empresas han comenzado a buscar un “agregado cultural”: un candidato que aporta nuevas habilidades, experiencia o puntos de vista. La Cosa solo añadió desconfianza, caos y daños a la propiedad.

4. Viernes 13: Cuando los colaboradores no están involucrados en su trabajo, suceden cosas malas.

Dos tercios de los empleados estadounidenses no están comprometidos en su trabajo. Eso les impide hacer su mejor desempeño e invita a cometer errores.

Basta con mirar el viernes 13 (1980). Los consejeros del campamento están tan desconectados que se escabullen para hacer algo que no es apropiado para el trabajo cuando deberían estar supervisando a los niños nadadores, lo que resulta en un terrible accidente. La reputación del campamento está tan dañada que el público incluso la llama “Camp Blood”. Ouch.

Si Camp Crystal Lake hubiera puesto un poco más de esfuerzo en aumentar el compromiso de los empleados, podría haber salvado su reputación, y haber evitado que la Sra. Voorhees y su hijo redujeran gravemente el acervo de talentos de los consejeros locales (literalmente).

5. La cabaña en el bosque: Una cultura tóxica será tu perdición

Tu cultura es el alma de tu empresa. Pero a menos que tome medidas para solucionarlo, un cultivo tóxico podría ser el último clavo en el ataúd.

Tomar la cultura laboral tóxica en The Cabin in the Woods (2012). Los empleados tienen un trabajo ciertamente difícil, asegurando que los antiguos dioses malvados no destruyan el mundo. Pero se acercan cruelmente, sin mostrar verdadera empatía por las personas condenadas a ser sacrificadas, incluso apostando a qué monstruo hará el acto feo.

Un nuevo empleado parece conmocionado por su comportamiento. Probablemente no se habría quedado mucho tiempo atado, incluso si los monstruos no se hubieran soltado de sus jaulas y sus enemigos.

Aguardamos sus comentarios si desean una segunda parte!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here