Entrevistas de Trabajo Online ¿Sirven o Defraudan?

440

Según un estudio 1 de cada 3 empresas cree que no acertó con la persona escogida en un proceso 100% online. Una pantalla no es suficiente para valorar el lenguaje no verbal y cómo se comporta una persona cara a cara, dos aspectos clave en la selección de un candidato, según Expansión.

El trabajo en remoto nos ha anclado a una pantalla, una cuarta pared a la que también llevan más de un año enfrentándose los reclutadores. Tanto es así, que muchos de los empleados que firmaron su contrato en 2020, aún no han pisado las oficinas de la empresa para la que trabajan, y el contacto que han mantenido con sus compañeros ha sido online. De hecho, ya se habla de los Cuarentennials, una generación que ha pasado un momento de su vida laboral en una cuarentena, en aislamiento y con apenas contacto físico con compañeros y colaboradores.

Lo que muchos reclutadores se plantean es la efectividad de un proceso de selección online, habida cuenta de que, por ahora, una pantalla no proporciona la información que aflora del lenguaje no verbal o del comportamiento de una persona en un cara a cara. Víctor Carulla, socio de la firma de cazatalentos Headway, recuerda que sólo el 7% de lo que permanece después de un encuentro presencial son palabras, “el resto corresponde al lenguaje no verbal”, es decir, la impresión, la huella que deja una persona en otra y que resulta definitivo en una interacción futura.

Conscientes del hándicap de la selección online, en Headway, como al igual que en otras fimas de headhunting e identificación de talento, decidieron incluir una entrevista personal para filtrar los candidatos que presentaban a sus empresas clientes. Además, preguntaron durante el pasado mes de febrero a 575 directivos de medianas y grandes empresas de ocho sectores cuál ha sido su experiencia: cómo han vivido ese cambio a la hora de seleccionar a sus profesionales, qué aspectos son más difíciles de cubrir sin un cara a cara real, y cuáles serán las tendencias de futuro. El resultado de esta encuesta se recoge en un estudio cuyas conclusiones ofrece en exclusiva.

Qué se pierde a través de una pantalla

El mes de marzo de 2020 marcó un punto de inflexión en nuestra vida y también en los procesos de selección. Antes de la pandemia el porcentaje de entrevistas online era del 17,6%, ahora ese porcentaje alcanza el 75,3%; pero en un futuro se estancará en el 58,6%. La tendencia es que los encuentros online se tripliquen.

Menos del 10% (9,6%) de los entrevistadores prefiere los procesos cien por cien online, el resto se divide a partes prácticamente iguales entre los que optan por hacerlo en persona y online.

Nota recomendada: Reclutadores ¿Como Hacer un Programa de Pasantías Virtual?

La dificultad para ‘leer’ el lenguaje no verbal (37,8%) y valorar la primera impresión (25,2%) son los aspectos que más echan de menos los directivos en las entrevistas online. Le siguen, por este orden: evaluar la adecuación del candidato al puesto (10,7%), detectar sus motivaciones e intereses (6,7%), conseguir la confianza del aspirante (5%), y mantener la dinámica de la conversación (4,8%). Carulla considera que en la mayoría de las ocasiones una cara en una pantalla no transmite éstos y otros matices que pueden ser decisivos en el desempeño de un puesto.

Los directivos suman a esta carencia de información que no se aprecia en una conversación online cuestiones como transmitir el rol y la cultura de la compañía en profundidad, dar una cálida recibida en persona, profundizar en un tema concreto y, por último, asegurar que, efectivamente, las pruebas online son realizadas por el candidato y no por otra persona.

Nuevos ‘online’ en la oficina

Durante el último año, el 35% de las empresas ha contratado al menos un candidato sin conocerlo en persona. Lo más llamativo es que una de cada tres habría cambiado de opinión si hubiera conocido a ese profesional cara a cara antes de incorporarlo a su plantilla.

La buena noticia es que un 64% de los encuestados no ha cambiado de parecer después de conocer al candidato personalmente.

Conclusiones
  • Las entrevistas online seguirán siendo una tendencia mayoritaria en el futuro. Este método se mantendrá como el canal más utilizado para realizar los procesos de selección una vez acabe la pandemia.
  • Un 34,7% de las empresas ha incorporado a su plantilla trabajadores sin haberlos conocido personalmente al haber realizado un proceso de selección cien por cien online. El resto ha preferido conocer al candidato físicamente antes de tomar una decisión.
  • 1 de cada 3 empresas cree que no acertó con la persona seleccionada después de llevar a cabo un proceso cien por cien en línea. El 64% considera haber tomado la decisión correcta con la elección del candidato.
  • Las empresas todavía no se sienten cómodas con procesos de selección puramente online: sólo un 10% los prefiere frente al 45% que priman la presencialidad del candidato. Otro 45% opta por utilizar ambos canales para realizar la selección.
  • Existe unanimidad en las debilidades que presentan los procesos de selección online: el 38% considera que el aspecto más importante y que más echa de menos es poder interpretar el lenguaje no verbal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here