Coronovirus ¿Impulsor del Compromiso de los Colaboradores?

578

COVID-19 puede ser lo mejor que haya pasado con el compromiso de los empleados y en este artículo les fundamentaré porqué!

El Coronavirus está acelerando una de las mayores transformaciones comerciales en décadas. Sí, es una crisis de salud, pero para la mayoría de las empresas, también es una oportunidad increíble para transformarse.

Considera un pensamiento extraño. En medio de una pandemia, nuestra investigación muestra que las empresas están tratando a sus empleados mejor que nunca. Y el compromiso de los colaboradores, un problema que afecta a más de dos tercios de las empresas año tras año, en realidad está aumentando.

Dejame explicar.

He estado hablando por teléfono con más de 30 compañías esta semana, y ahora estamos haciendo un pulso quincenal de organizaciones de recursos humanos. Estos datos, junto con un nuevo estudio que Willis Towers Watson acaba de completar, muestra claramente que las empresas se están volcando para cuidar a sus empleados.

¿Por qué? Porque tienen que hacerlo.

Ayer hablé con el máximo responsable de Gestión de Personas de una de las compañías de seguros más grandes del mundo y ella me dijo que “la crisis ha creado un nivel de transparencia y confianza en nuestra fuerza laboral que no hemos visto en décadas”. La investigación de Willis encontró que el 90% de las empresas creen que su cultura ha mejorado, el 83% cree que la experiencia de sus empleados es mejor y el 84% cree que la participación de los empleados ha aumentado.

Se necesitó una crisis de salud global para que los líderes empresariales y de gestión de personas se den cuenta del hecho de que cuando las personas no se sienten seguras, respaldadas o emocionalmente contenidas, simplemente no pueden hacer su trabajo. Así que ahora vemos que esta es una transformación organizacional disfrazada de pandemia.

Déjame profundizar un poco aquí y darte los datos.

1. Primero: Las empresas protegen a los trabajadores. A partir de nuestros datos, está claro que lo más importante en la actualidad para la mayoría de los empleados es la seguridad financiera personal. Sí, están preocupados por su salud, pero por encima de eso están preocupados por su trabajo, la viabilidad de la empresa y su capacidad para cuidar a sus hijos, familias y padres. Y para los Millennials y los trabajadores más jóvenes, ahora están preocupados por sus carreras.

¿Cómo abordan las empresas esto? Les están dando a los empleados beneficios más flexibles, están mejorando los programas de trabajo en el hogar, les están dando bienestar gratis y otras formas de educación, están alentando a las personas a tomar vacaciones pagadas, e incluso están ayudando a las personas sin permiso.

Si bien hay suspenciones y despidos en muchas industrias, el enfoque general en el pago es positivo. El estudio de Willis Towers Watson encontró que solo el 15% está recortando salarios y solo el 17% está reduciendo o retrasando los aumentos de mérito.

2. Segundo: Es un gran enfoque en la productividad personal, el bienestar y la capacidad de recuperación personal. Como más del 90% de las empresas comenzaron su programa de trabajo en el hogar, el primer problema con el que se enfrentan es el acceso a computadoras, internet, seguridad y herramientas en los hogares de las personas. Y esto no fue fácil.

En India, por ejemplo, las personas viven en espacios muy pequeños, por lo que las empresas tuvieron que comprar equipos, enviarlos y trabajar a través de proveedores gubernamentales para llevarlos a los hogares de las personas. Y dado que Internet es irregular, compañías como ServiceNow otorgaron generosas asignaciones a los empleados para dispositivos Mi-Fi y simplemente dijeron “salgan y compren lo que necesitan, no se preocupen por los formularios de gastos”.

Una vez que las personas comenzaron a trabajar en casa, las empresas descubrieron de inmediato problemas de aislamiento social, estrés y gestión del tiempo. Como describimos en nuestro Bootcamp de trabajo remoto, trabajar en casa exige un nuevo conjunto de prácticas para la gestión, la colaboración y el trabajo en equipo.

Bueno, la respuesta ha sido asombrosa. Las compañías están enseñando yoga y tienen programas grupales de ejercicios en línea, en una compañía el chef está enseñando clases de cocina y otra lanzó un “desafío de felicidad” para las personas que trabajan en casa. Una compañía global de tecnología tomó el viernes “Beer Bashes” y los puso en línea.

Y las organizaciones están dando tiempo a las personas para adaptarse. La respuesta más votada en nuestro último relevamiento fue “mantener el apoyo y la paciencia mientras los empleados intentan equilibrar el trabajo remoto: los niños pequeños en casa y los desafíos de la educación en el hogar, todo en uno”.

A esto se agrega, por supuesto, un aumento masivo en las encuestas y comentarios de los empleados. Esta ha sido una tendencia durante años, pero se aceleró de la noche a la mañana. Qualtrics me dijo que casi 100,000 personas han descargado sus herramientas de trabajo y COVID, y casi todas las empresas con las que hablo están haciendo relevamientos y foros abiertos para escuchar más que nunca. De hecho, una de las compañías de seguros más grandes del mundo llama a su nueva cultura de gestión “transparencia excesiva”.

Y sobre el tema de la productividad, los evaluadores está trabajando en casa. Siendo más productivo que venir a la oficina. En el estudio de Towers, solo el 21% de las empresas dijeron que los estaba frenando, y cada conversación que tuve fue sobre el hecho de “trabajar en casa es una nueva práctica para nosotros” y “podemos cerrar muchas oficinas basado en esta transformación “.

3. Tercero: La transformación tiene qye ver con un gran crecimiento del aprendizaje, especialmente para los líderes.

Si bien la mayoría de las empresas han cerrado la capacitación presencial, el consumo de aprendizaje en línea se está disparando. Las personas están en casa y quieren aprender sobre la crisis, sus trabajos y lo que pueden hacer para mantenerse a la vanguardia. Una de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo nos dijo que su fuerza laboral consumió más de medio millón de horas de aprendizaje en los últimos dos meses.

Los departamentos de formación siempre luchan para que las personas consuman sus programas. Ahora no. Todas las empresas con las que hablé describieron un apetito voraz por la capacitación: no solo en temas de negocios, sino también en literatura, panificación y más. Y todo esto es algo bueno. Recuerde que las personas más equilibradas son las que rinden mejor: las personas en el hogar tienen un poco más de tiempo libre, por lo que desarrollan habilidades de poder para sentirse mejor.

(Y la mayoría de los empleados ahorran muchas horas a la semana de viaje. Antes de la crisis, los tiempos de traslado semanal habían aumentado 24 minutos en el último año. Gracias a Dios que la era llegó a su fin. Estaba cansado de levantarme a las 4 am sentarme en el puente de la bahía de San Francisco para hacer un vuelo desde las 8 a.m.

4. Cuarto: Y esto me lleva a mi cuarto punto: una cultura de liderazgo cambiada.

El CEO es ahora el Director de Empatía. Y esto realmente está sucediendo. El estudio de Willis Towers Watson muestra que el 63% de los profesionales de RR.HH. cree que su cultura organizacional ha mejorado, el 59% cree que el bienestar de sus empleados ha mejorado y el 55% cree que la experiencia de sus empleados ha mejorado. ¿Cuándo hemos visto números como ese antes? Nunca en mi carrera.

Mira cómo responden los gerentes.

Acabamos de hablar con Chris Trout de Disney y otros, nos dijeron que están repensando radicalmente sus programas de desarrollo de liderazgo y ahora se centraron en la empatía, la resiliencia, el cuidado y la seguridad. Uno de los máximos responsables de RR.HH. de una gran compañía petrolera nos dijo que su mayor preocupación es la salud mental del CEO y el equipo de liderazgo superior, por lo que también están aumentando el entrenamiento y el apoyo para ellos.

Y todas mis discusiones muestran que los principales líderes están intensificando. Dos de mis socios comerciales, cada uno de los cuales trabaja para compañías tecnológicas, me dijeron que están más inspirados por sus CEO que nunca.

Considera esto. Al comienzo de la crisis, el 53% de los equipos de gestión de personas dijeron que sus líderes estaban “respondiendo a las demandas de los demás”. Ese número ha aumentado al 81%.

Los CEO ahora ven que no hay salida de esta crisis sin preocuparse primero por su gente.

Por cierto, una de las formas en que pienso en esta crisis es que esta es “la mejor experiencia de aprendizaje de nuestras vidas”. Si mantenemos nuestras mentes abiertas, podemos aprender sobre las personas, los negocios, la economía y cómo hacer que nuestras empresas sean más duraderas en el futuro.

5 . Quinto: “Trabajar en casa” está funcionando bien.

Sí, al principio se siente costoso y perjudicial, pero como lo demuestran muchos estudios, el trabajo flexible en el hogar brinda a las personas un sentimiento de empoderamiento y concentración. El estudio de Willis encontró que el 79% de las empresas ven un cambio positivo o neutral en la productividad de los empleados, y solo el 21% dijo que bajó. En otras palabras, el trabajo remoto SIEMPRE fue una buena idea, y ahora está aquí para quedarse.

Esto sucedió rápido. No puedo decir cuántas empresas me dijeron “COVID-19 aceleró nuestra transformación digital”. Novartis lanzó Microsoft Teams en días, NextDoor renovó su incorporación durante el fin de semana y Nokia construyó un tablero en tiempo real para rastrear el virus en una semana.

Tenía un analista trabajando para mí que había pasado 6 meses en su anterior empleador estudiando si el trabajo en casa mejoraba la productividad. Estudiaron el desempeño laboral de dos grupos (uno en casa, otro obligado a ingresar a la oficina), y después de 6 meses de estudio, concluyeron que “no había diferencia estadística”. Bueno, ese tipo de experimentos han terminado. Las empresas han visto que cuando se las obliga a ayudar a las personas a trabajar en casa, las cosas van bien.

Y una vez que las personas comienzan a trabajar en casa, surgen nuevas oportunidades. Un banco canadiense nos dijo que cerraron el 80% de sus sucursales, lo que obligó a los clientes a obtener servicios en línea. Los trabajadores de la sucursal comenzaron a trabajar en sus hogares y, para su sorpresa, podían atender muy bien a los clientes. Pero luego se dieron cuenta de que las necesidades del cliente habían cambiado, impulsadas por la crisis laboral, los clientes querían más asesoramiento y asesoramiento financiero. Entonces, el equipo de recursos humanos organizó un curso intensivo en servicios de asesoramiento financiero para estos trabajadores a domicilio.

¿El resultado? Un éxito instantáneo. El Head de Human Resources nos dijo que esto está creando un nuevo modelo de negocios en la empresa, y ahora están rediseñando los servicios bancarios para centrarse en los servicios prestados por teléfono, asesoramiento en línea y consultoría financiera sin la sucursal.

Por cierto, vamos a introducir mucha educación sobre resiliencia. Realmente hay problemas aquí: resiliencia organizacional y resiliencia individual. Lo que ha demostrado la crisis es que los individuos se adaptan muy rápido: las organizaciones se adaptan muy lentamente. Bueno, todo eso ha cambiado. Ahora estamos aprendiendo que cuando potenciamos y cuidamos a las personas que se adaptan y hacen cosas increíbles, solo tenemos que darles las herramientas, el tiempo y la cultura para tener éxito

6. Sexto: Finalmente, hay una inversión nueva y reorientada en recursos humanos y programas de talento.

A pesar del hecho de que los presupuestos se están recortando y refactorizando en tiempo real, el 78% está invirtiendo en una mayor incorporación (a menudo para acomodar a trabajadores remotos), el 74% está invirtiendo en la contratación (muchas empresas están cambiando enormemente sus necesidades de fuerza laboral), y el 69% están invirtiendo en capacitación. Y el 48% está cambiando sus programas de gestión del desempeño.

Una de las compañías con las que hablé esta mañana (compañía global de servicios financieros) me dijo que están considerando suspender todos los programas de rendimiento y objetivos para el año, porque el plan de bonificación del primer semestre está asustando a todos. Las aerolíneas han hecho esto, muchas empresas tecnológicas han hecho esto, y la investigación de Towers muestra que el 54% de las compañías están considerando lo mismo.

Por cierto, una de las mayores tendencias de recursos humanos en la última década es el cambio de “rendimiento individual” a “rendimiento de equipo”. La crisis también está acelerando esto. Una encuesta realizada por CultureAmp encontró que el 96% de las personas que califican a su compañía afirma positivamente “Mis pares me están tratando bien y de manera justa”. Hemos entrado en una era auténtica de “pensamiento colectivo” en las empresas, un tema que ha estado pendiente desde hace mucho tiempo.

La crisis está transformando a las empresas de una manera positiva e importante

Uno de los aspectos positivos de esta crisis es nuestra nueva capacidad de “hacer las cosas rápido”. Las empresas están creando nuevos programas en días en lugar de meses, y dos tercios de los encuestados nos dijeron que priorizan las relaciones como nunca antes.

Y consigue esto. La confianza en los líderes empresariales ha aumentado.

El 95% de los encuestados en la encuesta de Willis Towers Watson cree que los líderes senior han demostrado un sincero interés en el bienestar de los empleados y el 85% cree que los empleados tienen confianza en el trabajo que realizan los ejecutivos senior.

No creo haber visto números tan altos. Pero tiene mucho sentido.

Los equipos se unen para escuchar a su gente, hablar y trabajar juntos en proyectos como nunca antes. Las personas se ayudan mutuamente, se preguntan cómo están y escuchan más que nunca.

El resultado final de esta crisis es una lección importante en los negocios: cuando la empresa cuida a su gente, la gente cuida a la empresa.

Después de décadas de trabajo en el compromiso de los empleados, la cultura, la experiencia de los empleados y la tecnología de recursos humanos, se necesitó una pandemia global para mover la aguja.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve + 8 =