La Mejor Broma de RR.HH. del Mundo!

845

Hasta hace poco teníamos un sección llamada #HumorRH. Mientras la re pensamos, les compartimos un chiste sobre nuestro rubro que se viralizó a nivel mundial proveniente del influencer B Thomas de Dubai.

Un gerente de RR.HH. fue derribado (trágicamente) por un autobús y fue asesinado. Su alma llegó a las Puertas del Cielo, donde San Pedro la recibió. “Antes de que se instalen”, dijo, “Tenemos un pequeño problema … verá, nunca antes un ejecutivo de gestión de personas llegó tan lejos y no estamos muy seguros de qué hacer con usted”.

“Oh, ya veo”, dijo la mujer (traducción textual), “¿no puedes simplemente dejarme entrar?”. “Bueno, me gustaría”, dijo San Pedro, “pero tengo instrucciones de dejarte tener un día en el infierno y un día en el cielo, y luego debes elegir dónde quieres ir por toda la eternidad”.

“En realidad, creo que preferiría el cielo”, dijo la mujer. “Lo siento, reglas son reglas …” poniendo San Pedro a nuestro colega en el ascensor de bajada.

Cuando las puertas se abrieron en el infierno, se vio un hermoso campo. A la distancia había un hermoso club; a su alrededor había muchos amigos, ex ejecutivos, todos elegantemente vestidos, felices y alentándolos. Corrieron y la besaron en ambas mejillas, y hablaron de los viejos tiempos.

Jugaron una ronda perfecta de golf y luego fueron al club de campo donde ella disfrutó de una excelente cena de langosta con deliciosos vinos. Conoció al diablo (que en realidad era bastante agradable) y tuvo una noche maravillosa contando chistes y bailando.

Antes de que ella lo supiera, era hora de irse. Todos le estrecharon la mano y se despidieron mientras ella entraba en el ascensor. El ascensor regresó al cielo donde San Pedro la estaba esperando. “Ahora es el momento de pasar un día en el cielo”, dijo.

Así que pasó las siguientes 24 horas descansando en las nubes, tocando el arpa y cantando; que fue casi tan agradable como su día en el infierno. Al final de la jornada volvió San Pedro. “Entonces”, dijo, “pasaste un día en el infierno y uno en el cielo”. “Debes elegir entre los dos”.

La mujer pensó por un segundo y respondió: “Bueno, el cielo es ciertamente encantador, pero en realidad lo pasé mejor en el infierno”. Así que elijo el infierno”.

En consecuencia, San Pedro la llevó de nuevo al ascensor y volvió al infierno. Cuando se abrieron las puertas, se encontró de pie en un desierto desolado cubierto de basura. Vio a sus amigas vestidas con harapos, recogiendo la basura y poniéndola en sacos viejos. El diablo se acercó y puso su brazo alrededor de ella.

“No entiendo”, tartamudeó el colega. “El otro día estuve aquí, y había un hermoso campo y un club. Comimos langosta, bailamos y pasamos un momento feliz y maravilloso. Ahora todo es distinto y todos mis amigos se ven miserables “.

El diablo simplemente la miró y sonrió: “Ayer te reclutábamos, hoy eres parte del equipo”. Plop!

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × cinco =