PYMES ¿Cómo Gestionar sus RR.HH. en Tiempos de CONVID-19?

942

Son tiempos de tomar decisiones y toda ayuda es bienvenida, por lo que deseamos aportarle siete consejos de vital importancia a la hora de comunicar y/o dar malas noticias a sus colaboradores

Para muchas pequeñas y medianas empresas, las últimas semanas han sido aterradoras, desafiantes e inciertas. COVID-19 ha necesitado medidas drásticas para frenar su propagación. Los empleadores y sus empleados han sentido ese dolor y tuvieron que tomar decisiones difíciles en respuesta, desde reducir las horas de operación hasta los despidos y los permisos para cerrar sus puertas.

Sin embargo, una de las historias no contadas de esta crisis ha sido el cuidado, la compasión y el coraje con el que muchas empresas han tratado de apoyar a sus empleados. En el proceso, el papel de los recursos humanos nunca ha sido más importante. Ya sea uniendo e impulsando a un equipo de formas nuevas y virtuales, entendiendo la legislación que se aprueba en respuesta a la pandemia, como la Ley de Respuesta al Coronavirus de las Familias Primero, o simplemente manteniendo a los empleados seguros, RR.HH. Está al frente y al centro en la navegación de la crisis actual .

A continuación se presentan siete formas en que los propietarios y líderes de pequeñas y medianas empresas pueden continuar apoyando a sus equipos, fomentar la confianza y la colaboración, y seguir cumpliendo durante estos tiempos difíciles.

1. Comunicarse honesta y abiertamente con los empleados. Puede ser tentador proteger a los empleados de los temores y los riesgos, especialmente porque se ha demostrado que el alto estrés destruye la confianza e inhibe la empatía. Pero es probable que sus empleados ya estén pensando en los problemas que lo mantienen despierto por la noche. La base para una fuerza laboral comprometida, empática y emocionalmente apoyada es la confianza, tanto en el liderazgo como en los demás. Invierta el tiempo en mantener a los empleados informados y conectados.

2. Invite a los empleados al desafío. Sobrevivir durante una crisis requiere un pensamiento creativo e innovador, así como una disposición por parte de todos para estar a la altura de las circunstancias. Enfoque a su equipo en el propósito del trabajo de su empresa y los desafíos futuros, e invite a los empleados a buscar nuevas formas de contribuir a la misión de la empresa, entregar sus valores y alcanzar sus objetivos estratégicos. Si sus empleados invierten en su cultura, empresa y misión, responderán.

3. Practique “recursos humanos de código abierto”. Uno de los aspectos únicos de la crisis de COVID-19 es cuán ampliamente ha afectado a los empleadores. Comuníquese (virtualmente) con otras empresas y líderes de recursos humanos en la comunidad, tal vez a través de grupos de redes sociales o mediante el alojamiento de chats virtuales. Es probable que otros líderes empresariales se enfrenten a desafíos similares a los suyos, y pueden tener experiencias, herramientas y prácticas para compartir. Para modificar una expresión de Thomas Merton, ningún equipo es una isla. Cada negocio es parte de un ecosistema más grande, y ahora es el momento de unir el ecosistema y fomentar una colaboración rápida.

4. Preste mucha atención a la nueva legislación que se está aprobando en respuesta a COVID-19. Las leyes como la Ley de respuesta al coronavirus de Families First, la licencia por enfermedad remunerada de Nueva York para COVID-19 y las normas de emergencia de Colorado para la licencia por enfermedad remunerada son esfuerzos importantes para ayudar a los empleados que han perdido el salario y el trabajo, pero también imponen nuevos requisitos de cumplimiento a los empleadores. Identifique una lista de correo u otro recurso que pueda ayudarlo a mantenerse actualizado sobre las leyes que afectan su negocio.

5. Proteger contra cualquier apariencia de discriminación. Durante los períodos de cambios significativos, es importante asegurarse de que las acciones tomadas con respecto a los empleados no discriminen o parezcan discriminar en función de la clase protegida de un empleado. Existen razones comerciales legítimas para tratar a los grupos de empleados de manera diferente. No todos en una organización pueden tener un trabajo que se puede hacer desde casa. Algunos empleados pueden ser despedidos mientras que otros continúan trabajando. Cualquiera sea el caso, es importante que las empresas actúen y documenten razones legítimas y no discriminatorias para estas decisiones.

6. Administre a sus empleados de manera integral. Los empleados que trabajan desde casa pueden tener distracciones o interrupciones adicionales que no están acostumbrados a manejar durante la jornada laboral. También es posible que los empleados o los miembros de su familia experimenten circunstancias financieras o de salud preocupantes. Priorice la salud no solo de sus empleados, sino también de su red de soporte. Si un empleado está enfermo, déle tiempo para que se recupere y renuncie a pedir una nota del médico (los profesionales de la salud ya están abrumados). Los empleadores no deberían bajar sus estándares para el desempeño de los empleados, eso también puede tener un impacto negativo. Pero un poco de flexibilidad puede tener un gran impacto en el bienestar, el compromiso y la contribución de los empleados.

7. Comprender las limitaciones de privacidad. Si necesita tener una conversación difícil con un empleado, como notificarle sobre un despido o un permiso, tenga en cuenta que si está trabajando desde su casa, la conversación puede no ser privada. Puede haber un hijo, cónyuge o compañero de cuarto en la habitación con ellos, lo que puede dificultar que el empleado procese la información y se comunique abiertamente. Dé a sus empleados espacio y tiempo para absorber la información y ofrezca una llamada de seguimiento si corresponde.

A medida que se desarrolla esta crisis, es más importante que nunca que empleadores y empleados se apoyen mutuamente y trabajen juntos para mantenerse saludables a sí mismos y a sus comunidades. Las pequeñas y medianas empresas están experimentando algunos de los mayores desafíos, pero también tienen algunas de las fortalezas más importantes para navegar crisis como esta, incluida la capacidad de adaptarse rápidamente y construir relaciones personales de alta confianza con sus empleados. Estos empleadores pueden liderar el camino elevando a sus empleados y fortaleciendo sus equipos. De eso se trata RR.HH., y ahora es tan importante como siempre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =