RR.HH. ¿Por qué Crecen los Empleados Bumeran?

584

Marcharse de una compañía y tratar de regresar pasó de ser un destrestigio a convertirse en un valo profesional, según una nota publicada en Expansión.

Hace ahora 4 años, Dan Schawbel, conocido por su bestseller “Promocionate: Las Nuevas Reglas para el Exito Profesional”, se subiría al carro de los colaboradores búmeran para anunciar la preminencia de esta tribu laboral, y las ventajas que éstos tenían frente a quienes no habían pasado por esta experiencia laboral de entrada y salida.

Ya entonces quedaba claro que las empresas comenzaban a olvidar sus reticencias sobre la posibilidad de volver a contratar a aquellos que se habían marchado de una organización.

El hecho de que los profesionales cambien de empleo resultaba ya una situación de lo más común, y a esto se le unía la evidencia de que cada vez más organizaciones se deciden a crear grupos en las redes sociales profesionales para que los antiguos colaboradores se mantengan en contactos e interactúen con la propia compañía. Este era un incentivo perfecto para impulsar la reincorporación de los empleados búmeran que, entre otras ventajas, están familiarizados con la cultura de la organización a la que pertenecieron y no requieren de tanta capacitación como los nuevos candidatos que llegan, y que además no están plenamente adaptados al puesto.

Los búmeran han pasado de rechazados a tolerados, y ahora podría decirse que son cada vez más apreciados, hasta el punto de que este viaje laboral que lleva a regresar a la compañía que se abandonó se considera como un nuevo valor profesional.

Cambio de Actitud

Brandan Browne, vicepresidente de adquisición de talento de Linkedin, sostenía recientemente que “el fenómeno de los colaboradores búmeran ha crecido en los dos últimos años”, aunque no está muy seguro de porqué se ha incrementado en poco tiempo.

Fuente: Amazon

Podría ser porque las compañías de los que se han ido tiendan a ofrecer ahora mejores salarios o beneficios en una economía más ajustada.

Algunas veces, algunas empresas anteriores presentan realmente una nueva oportunidad que debe ser tenida en cuenta si se compara con lo que hacen actualmente aquellos que se fueron.

Pero lo que influye en mayor medida es ese cambio de actitud y de opinión ante aquellos que deciden marcharse de su compañía y en algún momento piensan en la posibilidad de regresar.

Del rechazo a la admiración

Juan San Andrés, consultor de dirección en organizaciones, opina que recuperar a estos empleados es ahora mucho más aceptado. “En realidad, reintegrar a colaboradores brillantes que se fueron a otras empresas y desean volver se ha hecho siempre, con excepción de algunas compañias que, por cuestión de principios, creían que una “deslealtas” no debía ser olvidada. Claramente la consideración de los retornados ha cambiado y se ven más los beneficios de la reintegración que la supuesta deslealtad del abandono”, añadio.

El experto confirma que hay empresas que hacen de esta recuperación de antiguos empleados una práctica común, y advierte ventajas e inconvenientes en ello. Quienes siguen estas políticas muestran su incondicional apreciación del talento al no importarles la aparente deslealtad del empleado que se marchó buscando algo mejor. Por otro lado, dan fé de su seguridad en ellos mismos, en la competitividad y en el atractivo de su oferta de condiciones de trabajo. “Es una forma de decir: no nos importa que se vayan, ya volverán cuando hayan podido comparar”, subrayo San Andrés.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 − dos =