Llamando la Atencion de Candidatos ¿Vía E-mail?

314

Les compartimos una interesante artículo del blog de Linkedin con importantes consejos basado en el uso y mejores prácticas de los reclutadores que usan la red social.

Todos los profesionales del selección tenemos la historia de “uno que se escapó”: el candidato parecia perfecto y nunca no dio bola. Ni siquiera respondio nuestro primer contacto a pensar de que nos envió su CV durante la divulgación de la búsqueda.

Con tantos reclutadores que compiten por la atención de candidatos talentosos, sus correos electrónicos y mensajes en redes sociales (como los privados en LinkedIn) realmente deben sobresalir. Si no causa una primera impresión convincente, es probable que sus mensajes no se abran, y mucho menos que se contesten.

El nuevo libro electrónico de LinkedIn, “The Secrets to Optimizing Your Outreach”, se adentra en el arte sutil del mensaje de divulgación. Y para averiguar qué constituye un mensaje excepcional, LinkedIn indagó en sus datos e identificó cuales son los reclutadores tiene las tasas de respuesta más altas. Aquí cinco importantes consejos y algunos ejemplos de cómo ejecutarlos con éxito.

1. Abra Fuerte: Asunto breve y atractivo para dejar a los candidatos curiosos para ver lo que tiene que decir

Su línea de asunto es su primera oportunidad de captar la atención de un candidato, y puede aumentar o disminuir sus posibilidades de obtener una respuesta.

Si un candidato está contento con su compañía actual, no va a entrar en acción cuando lea una línea de asunto como “Tratando de llenar la posición X” o “Oportunidad de carrera”. Y si reciben docenas de genéricos. En cuanto a los mensajes, las posibilidades de que abran su mensaje de aspecto genérico son aún más reducidas.

No importa cuán buena sea la oportunidad si el candidato nunca llega a leerlo. Esto hace que su línea de asunto sea la parte más importante de su mensaje para hacerlo bien.

Mantenga sus líneas de asunto concisas. Un poco de intriga alienta al candidato a abrir el mensaje para ver más, por lo que no quiere dar demasiado por adelantado. Y siempre que sea posible, intente establecer una conexión personal, como llamar a un interés compartido o un empleador anterior.

Una línea de asunto como “Hola de un compañero propietario de bulldog” le indica inmediatamente al candidato que se ha tomado el tiempo de leer su perfil más allá del título de su trabajo. También hace que el contacto en frío sea mucho más cálido, lo que motiva al candidato a ver al menos lo que tiene que decir.

2. Haga una conexión: Toques personalizados que aumentan las tasas de respuesta en un 10%

Incluso si tiene un gran asunto, si un candidato abre su mensaje para encontrar que claramente se copió y pegó, es poco probable que respondan, o incluso que lean hasta la línea final.

“Nunca quieres que alguien piense que está recibiendo spam”, advierte Maria Mencias, Caza Talentos Global en LinkedIn.

Todavía puede utilizar una plantilla. Pero lo último que desea es que su mensaje se sienta como una plantilla. Por suerte, solo se necesitan unos pequeños ajustes para disipar esa sensación.

Tome de referencias algún artículo que el candidato haya escrito y compartido en las redes sociales. Haga referencia a algo de sus antecedentes, como una empresa para la que alguna vez trabajaron o una iniciativa en la que fueron pioneros. No tiene que ser algo innovador, incluso una referencia a un pasatiempo inusual que listan en su perfil hará el truco.

De nuevo, esta estrategia funciona porque muestra que has hecho investigación. A las personas les gusta sentirse notadas, y señalar algo específico, muestra que realmente estás prestando atención.

“Algunos toques personalizados realmente ayudan a que su mensaje se sienta a la medida de ellos”, dice María.

Los datos de LinkedIn muestran que las tasas de respuesta aumentan en un 10% cuando los reclutadores personalizan sus mensajes, por lo que definitivamente vale la pena tomarse el tiempo extra. En particular, para los candidatos en demanda, podría ser lo que diferencie su oportunidad laboral de una docena de personas que reclaman su atención

3. Reconocer las Habilidades del Candidato: Un poco de Halago Sincero

Mientras estás considerando formas de personalizar tus mensajes, no tengas miedo de agregar un poco de adulación a la mezcla. Cuando las personas sienten que sus habilidades y esfuerzos están siendo reconocidos, están más motivados para ayudar a otros, lo que en este caso significa responder a nuestro mensaje.

Así que deja que el candidato sepa lo que los hace especiales. Después de todo, se tomó la molestia de buscarlo, así que algo debe haber llamado su atención. Pero para evitar que se sienta como una adulación, asegúrese de dar detalles para demostrar que es sincero. No diga simplemente “su experiencia es impresionante”, mencione qué es lo que más le impresiona y por qué.

Mejor aún, dibuje una línea explícita entre los logros del candidato y la razón por la que está interesado en él o ella, como destacar una habilidad poco común que su empresa necesita o expresar que fueron referidos por personas que lo conocen.

“Asegúrate de que cualquier habilidad o logro que reconozcas se alinee con el motivo por el que te estás acercando”, aconseja Cam Pezet, Reclutador Técnico de Personas Mayores en LinkedIn. “De lo contrario, puede causar confusión y hacer que un candidato no responda”.

De hecho, la investigación de LinkedIn descubrió que más de la mitad de todos los candidatos esperan que los mensajes de los reclutadores contengan detalles sobre por qué sus logros particulares los convierten en una buena opción para la organización. Entonces, si no da este paso, no contenga la respiración para una respuesta entusiasta.

4. Sea Directo y Conciso: Menos es más

Los datos de LinkedIn revelan que los mensajes de correo electrónico en cn cualquier formato que contienen menos de 100 palabras tienden a cumplir con tasas de respuesta más altas. Los mensajes con más de 200 palabras, por otro lado, obtienen menos respuestas, así que sea breve y dulce.

Los datos también muestran que es más probable que los candidatos le respondan si mantiene algunos de los detalles en secreto. Quieren saber sobre la oportunidad, pero no es bueno darle todos en el momento. Una pequeña muestra los dejará curiosos para saber más, incluso si no están buscando activamente un nuevo trabajo.

Mientras está considerando qué conservar y qué cortar de su e-mail, hay un detalle que no debe olvidar incluir. “Mantenga su mensaje corto, y asegúrese de incluir pasos claros o una llamada a la acción”, dice Shiram Gharpure, Reclutador Técnico Senior en LinkedIn.

Al agregar un paso o paso a la acción simple, se lanza la pelota a la cancha del candidato, alentándolos a que la recojan y se la devuelvan.

Sé educado y respeta que tienen otras cosas en mente cuando los contactamos, especialmente si actualmente están empleados en otro lugar. En lugar de intentar establecer una fecha y una hora de inmediato, solicíteles que proporcionen algunos intervalos de tiempo que funcionen con su horario. Si presionas, solo lograrás alejarlos.

5. Usa tu Red: Intenta Resaltar las Conexiones que tienes en Común

Si hace referencia a un antiguo empleador común en su primer mensaje a un candidato, sus posibilidades de obtener una respuesta aumentan en un 27%. Y algo similar sucede cuando mencionas una conexión común.

“Asegúrese de usar su red primero verificando si tiene una conexión en común”, dice Calvin Liu-Navarro, Reclutador Técnico Senior de LinkedIn.

Si reclutas candidatos regularmente en la misma industria y región, es muy probable que compartas algunas conexiones comunes. Lo primero es lo primero, verifique si alguien que trabaja en su empresa también está conectado con el candidato. Mencionar el nombre del colaborador es una forma rápida de hacerle saber al candidato que vale la pena echarle un vistazo a su compañía, porque si a un amigo le gusta trabajar allí, probablemente también lo harán.

Si esa estrategia no funciona, vea si comparte alguna conexión con las personas que han respaldado las habilidades del candidato o les ha dado una recomendación. Llamar a este tipo de conexión, como mencionar que el antiguo compañero de trabajo del candidato los recomendó por sus increíbles habilidades de codificación, también puede ser una forma sincera de adulación, por lo que es muy efectivo.

Si no compartes ninguna conexión, no es el fin del mundo. Hay otras formas de forjar conexiones.

“Otra forma en que obtengo respuestas es compartiendo los videos que hago con los gerentes de contratación”, dice Calvin. “La gente los ama”.

Ya sabe, sólo hya una oportunidad de causar una buena primera impresión. Conviértalo en uno exclente siguiendo estas simples, prácticas y estrategicos consejos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco + 6 =