¿Drogas para Mejorar el Rendimiento Laboral?

2369

Así lo plantea una reciente publicación de Harvard Business Review.

Se parte que en Estados Unidos, muchos universitarios ingieren medicamentos sin receta no para escapar de las responsabilidades, sino más bien para ser capaces y trabajar más y mejor en sus actividades laborales.

Así lo indica la prestigiosa revista norteamericana donde presenta el estudio donde más de un 20% de alumnos de ocho prestigiosas universidades de la costa este de EE.UU. declaran haber probado las drogas inteligentes ó nootrópicos.

Estas pastillas, por lo general medicamentos no autorizados como Adderall y Ritalin para el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y el Modafinil para la narcolepsia, se han vuelto común entre los alumnos de dichas instituciones.

Al parecer, estas drogas podrían resultar mucho más útiles a los empleados más experimentados y con puestos exigentes que para un alumno universitario de 19 años de edad, basado en un informe de la Real Sociedad de Londres de 2012, sobre altas probabilidades de que estas pastillas al igual que otras similares, tengan implicaciones mucho más amplias en el mundo de los negocios.

De igual forma, el Financial Times afirmó que se están poniendo de moda entre abogados, banqueros y otros profesionales urbanos deseosos de adquirir una ventaja competitiva respecto a sus compañeros.

No obstante, el mercado de la gestión empresarial sigue de cierta forma incipiente, pero tarde o temprano los ejecutivos tendrán que hacer frente al problema de estas drogas, y antes de ello necesitan saber cómo funcionan y qué significa su consumo.

¿Deberíamos apoyar el uso de estas drogas en el trabajo? Como gerente de un hospital, ¿querría que sus cirujanos estuvieran bajo la influencia de estas drogas, siempre que existieran claras pruebas que demostrasen que mejoran su trabajo? Como el CEO de una línea aérea, ¿preferiría disponer de un piloto drogado si redujese la probabilidad de producirse accidentes?

llegarán las empresas a autorizar el consumo de las drogas inteligentes?

Las empresas ya saben mucho acerca de cómo sus empleados viven sus vidas, con la ayuda de los dispositivos móviles y las revisiones médicas, ahora pueden analizar la relación entre las actividades físicas como ejercicio, sueño, nutrición, etcétera, y el rendimiento profesional.

En ese punto, y con la justificación de que los empleados sanos rinden mejor, algunas empresas han convertido el ejercicio físico en una obligación y sancionan a los que se nieguen.

Hoy parece poco probable que las empresas lleguen a mandar el consumo de drogas, pero por otro lado, si las mismas pueden penalizar a la gente con malos estados de salud, ¿por qué no podrían estas empresas incentivar el uso de drogas si resultan seguras y aumentan la productividad y los beneficios de la empresa?,

Muchas compañías ya disponen de médicos residentes que realizan revisiones rutinarias de salud, que incluyen pruebas de estupefacientes, por lo que podrían emplearse para controlar y regular el consumo. Así, podrían integrar las drogas en los programas existentes de bienestar, junto a una dieta sana, el ejercicio y unos buenos hábitos de sueño, recomienda el sitio.

En otras palabras, las drogas inteligentes podrían emplearse para rebajar el estrés a la vez que aumentan nuestra productividad. En teoría, podríamos trabajar menos horas de manera más productiva en lugar de largas horas con menos concentración y productividad.

Si bien, resulta difícil predecir cómo reaccionarán los ejecutivos ante estas cuestiones, el tema de las drogas inteligentes rebosa dilemas éticos y empresariales, pero la gente ya recurre a ellas en el trabajo mientras algunos recién se planteamos e intentan resolverlos.

Instituciones educativas

Un metaanálisis realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, EEUU y la Universidad de Oxford, Reino Unido, demostró que el Modafinil aporta importantes beneficios cognitivos para personas que sufren de privación del sueño, potenciando la capacidad de planificar y tomar decisiones, con un efecto positivo sobre el aprendizaje y la creatividad. Ya empezaron a realizar experimentos el ejército de Estados Unidos y pilotos  de las fuerzas aéreas de la India, con un consumo regulado.

Según la coautora del estudio de las universidades de Harvard y Oxford, Katharine Brem, el Modafinil tiene pocos efectos secundarios cuando se administra en un entorno controlado, y que después de publicarse el estudio, los medios de comunicación empezaron a referirse a Modafinil como la primera droga inteligente y segura del mundo.

Una nueva política de la Universidad de Duke, EEUU, dicen que el uso no autorizado de fármacos con receta para aumentar el rendimiento académico, debería recibir el mismo trato que los demás tipos de trampas académicas.

Para la profesora de derecho de la misma universidad, Nita Farahany, califica la política de mal concebida y argumenta que prohibir las drogas inteligentes, resta autonomía a los alumnos para tomar decisiones informadas por sí mismos.

Otros le han dado la vuelta al argumento y afirman que las drogas inteligentes pueden ayudar a los más desfavorecidos a reducir la brecha, incluso.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince + 11 =