Argentina ¿Nuevos Salarios por Productividad?

1213

La proyección de la inflación varió y preocupa pérdida de poder adquisitivo

Tras la instalación de la cláusula gatillo desde este año, planteado por el Gobierno de Buenos Aires, ahora las negociaciones salariales se ajustarán a la productividad, que a la vez se debatirá con la inflación 2017, que preocupa a los sindicatos alguna posible pérdida del poder adquisitivo.

Esto, según la edición impresa de El Cronista, de principios de mayo, que menciona que quedó atrás la meta de inflación oficial entre el 12 y el 17%, ya que con los datos de abril último, la proyección anual es de casi 25%.

A lo que el artículo alega que el contexto económico viene arrastrando por más de seis años una estanflación y que peor aún no existe buen síntoma de reactivación, por lo que el modelo de las relaciones laborales debe adecuarse a las circunstancias actuales.

Menciona a la vez sobre los que desafían al Gobierno, que agregan a la problemática deudas pasadas, además de una pequeña gratificación o bono de fin de año para recuperar el poder de compra y por otro lado los más moderados que propician la cobertura de la inflación con acuerdos en torno del 20 al 23% con cláusula gatillo hacia fin de año o en dos tramos.

Recordar que la cláusula del gatillo es una condición que se empezó a incluir en las negociaciones salariales de este año, que ahora tendrá que pagar a los trabajadores estatales 1,8% extra de lo que se había establecido en diciembre pasado luego de acordar con algunos gremios provinciales.

ACUERDOS GREMIALES

En tal sentido, la nota detalla que el gremio de mecánicos, Smata, cerró el acuerdo salarial para el segundo trimestre del año para los empleados de concesionarias de autos (ACARA) y la cámara de concesionarios de servicios del Automóvil Club, con una suba salarial por un 6,41%, que por año implicaría una mejora de 25,6%.

En tanto que la Asociación Bancaria, en un contexto de fuerte resistencia y conflictividad logró para el primer trimestre un 24%, pero los que tienen serias dificultades en la actividad están optando por cambios vinculados con la productividad.

Esta modificación, se da principalmente en algunos rubros que tenían efectos muy negativos o que en la actualidad son de pago imposible, y están demorando la negociación de salarios para el segundo semestre.

Entre ellos están la actividad petrolera que necesita reubicarse con estándares internacionales, y que ya suman dos acuerdos con sus respectivas adendas suscriptas con los sindicatos de Neuquén, liderados por el senador Guillermo Pereyra y por Manuel Arévalo, y por los sindicatos de Chubut Jorge ‘Loma’ Ávila y José Dante LLudgar y por las cámaras empresariales de las operadoras petroleras (CEPH) y de servicios especiales (CEOPE).

Por otro lado, la crisis de la industria láctea y la reducción de la contribución patronal de ATILRA además de SanCor, que de $ 3.000 pasó hasta $ 750 por cada trabajador con destino a la obra social, para empresas grandes y pequeñas respectivamente.

Así también la actividad marítima liderada por el Sindicato de Capitanes de Ultramar y que completan otros gremios que negocia con F.E.N.A., federación que agrupa hoy empresas de distintas especialidades, que se encuentra en pleno procedimiento de reestructuración productiva, conforme la Ley de Empleo.

En conclusión, señala que se espera una caída de la inflación que sería sin dudas el contexto ideal para que todo el contenido de la negociación salarial colectiva esté ligado a la productividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × 4 =