Horas Extras o Tiempo Libre. ¿Qué prefieren los Colaboradores?

1637

Trabajar por Objetivos y menos días por semana es la nueva Tendencia

Al parecer las largas horas de oficinas ya no son tan exitosas e incluso, una menor carga horaria puede influir en una mayor productividad, según lo menciona el diario Clarín de Argentina.

Afirma que el tiempo paga más, siendo más rentable, que las horas extras ya que trabajar hasta tarde ya no garantiza el éxito en el trabajo.

Muchos países ya están aplicando las nuevas combinaciones entre el tiempo de trabajo y el tiempo libre, y resulta en que muchas empresas ya no pagan horas extra porque la hora libre se vuelve un “mejor negocio” para muchos.

En Estados Unidos, Society for Human Resource Management, realizó un estudio que develó que el 43% de las empresas ya están ofreciendo a algunos de sus empleados trabajar solo cuatro días a la semana con mayor carga horaria, y un 10% ya abre la posibilidad a todo su plantel.

“Tiempo libre por sobre el dinero”

Durante el 2016 la revista americana de Society for Personality and Social Psychology publicó una investigación que aseguraba que, entre más de 4.600 encuestados, más de la mitad prefería contar con tiempo libre por sobre el dinero.

La consultora PWC ya había realizado con anterioridad otra investigación sobre los millennials, cuyo informe indicaba que por primera los más jóvenes priorizaban horarios de trabajo flexibles por sobre los bonos anuales que pudieran ofrecer las empresas, siempre y cuando el sueldo alcance.

La región no está excluida en esta tendencia, en Argentina por ejemplo en los últimos años, varios legisladores de diferentes partidos y provincias presentaron proyectos para convertir en Ley una reducción de la jornada laboral.

Experiencias

Facundo Pedemonte, ingeniero biomédico trabaja para una empresa que le paga 65 pesos por hora por asistir a un espacio compartido de co-working donde improvisa oficina en San Telmo, y y desarrolla prótesis de músculo esquelético que se imprimirán en 3D para tratamientos médicos.

Si me organizo puedo tener un día libre a la semana

“Trabajo por objetivos y no por horario. Hace ocho años estoy en la misma firma: al principio pasaba nueve horas en una oficina de jornada completa, pero fuimos cambiando la cultura porque no tenía sentido estar hasta última hora en un lugar sólo para cumplir, sino lograr resultados. Incluso si me organizo, a veces puedo lograr un día libre durante la semana y lograr tener tiempo libre es una de mis prioridades”, mencionó.

Alejandro Melamed, consultor en Recursos Humanos y conferencista internacional, señaló que antes se hablaba de la vida laboral y la extra-laboral y que en cambio ahora el trabajo es parte de la vida, pero no es la única prioridad.

Explicó que en la actualidad existe un cambio de paradigma, que tiene que ver con que las generaciones más grandes aspiraban a estar en una misma empresa toda la vida, y para eso se sacrificaban dejando muchas horas allí.

Los millennials prefieren tener tiempo para actividades físicas, de ocio y para viajar

En cambio los jóvenes ahora trabajan en empresas que no saben si existirán en cinco años, por lo que ya no se piensa en esa forma de vincularse con el lugar de trabajo, de estar todo el día allí, porque aparecen otras prioridades. Los millennials prefieren tener tiempo para actividades físicas, de ocio y para viajar, comentó.

“La posibilidad de no exponerse a un sacrificio laboral que no deje lugar a la familia, a los amigos y al tiempo libre se da sobre todo en quienes acceden a una educación superior, que se plantean otras prioridades”, resaltó Melamed.

En tanto que el biólogo y divulgador científico Diego Golombek afirma que si un trabajador en extremo matutino o vespertino, sería estupendo que pueda elegir los horarios de sus actividades, tanto físicas como intelectuales.

la gente podría elegir los horarios en los que rinde mejor

“Una flexibilización de los horarios laborales podría tener como ventaja que la gente eligiera los horarios en los que rinde mejor; podrían ser más eficientes y a la vez sentirse mejor”.

Pero por otro lado, sobre la interrogante de si el hecho de no tener que cumplir con un horario formal pudiera desconectar del trabajo, respondió que la clave será establecer objetivos realistas que puedan cumplirse en horarios realistas.

“Si te planteas objetivos por fuera de lo que podés cumplir en esa cantidad de horas, vas a estar más estresado”.

“El cambio que hubo en la empresa respecto de cumplir horarios fue muy positivo para mi vida personal porque tengo tiempo para hacer trámites personales, para estar con mi familia durante el día, y al ser un trabajo creativo, liberar horarios me permite concentrarme mejor en los mejores momentos”, dijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 × 2 =