Cuando el Coworking le gana al Home Office

1177

Sepa porqué estos espacios ya superan al trabajo desde casa.

Patricio Fuks, gerente regional para América Latina de WeWork, renueva el concepto de que el home office o trabajar desde casa era el complemento ideal para mantener la motivación.

Ahora, dice que lo más innovador y exitoso son los espacios de coworking, como el reciente edificio habilitado, WeWork, cercano a la plaza San Martín que es muy apreciado tanto por las empresas como por los freelancers, según lo indicó hace unos días en La Nación de Argentina.

WeWork es una plataforma de trabajo colaborativo que reúne en un mismo ámbito a empleados de distintas empresas y que este mes abrió su primer edificio en el microcentro porteño y el motivo dijo que es porque nadie se quiere quedar en su casa trabajando todo el día, porque de esa forma no se puede interactuar con otras personas.

Cuenta con 140 edificios en todo el mundo, distribuidos en 44 ciudades y 14 países, donde los miembros construyen una comunidad virtual que se vincula a través de un chat interno para postear e interactuar entre.

Y por qué lo afirma? Porque las estadísticas así lo demuestran dice, ya que son más de 120.000 los usuarios o miembros de WeWork en todo el mundo, y la proyección es llegar a 200.000 para finales de año.

Generador de negocios

“Lo más importante es que este modelo amplía el horizonte de trabajo. Hay un estudio que muestra que el 50% de todos los miembros de WeWork en algún momento hicieron negocios entre ellos”, comentó.

A la vez, no sólo implica un espacio real en común, sino también un espacio virtual compartido, ya que cuenta con una app que sirve para gestionar los distintos servicios que forman parte del entorno laboral; desde reservar una sala de reuniones hasta confirmar la participación en alguna actividad comunitaria.

Cómo utilizarlo? Tiene un costo mensual cuyo valor se cotiza dependiendo de los servicios, que pueden incluir desde cocheras hasta disponer de un WeWork en otros países en caso de viaje, lo cual habilita el uso de un escritorio o una oficina privada, que es válido tanto para un freelancer como para una gran compañía, acotó.

Experiencias 

Entre las primeras compañías que apostó por el primer edificio WeWork en Argentina, en la torre Bellini, fue Entrepreneur y uno de los dos socios de Solcomex, compañía que brinda soluciones en comercio exterior.

“Estamos ayudando a una distribuidora de vinos boutique con su desarrollo de negocio, con la idea de exportar, y buscando en la red interna gente que hacía negocios con vinos encontré un apasionado en vinos en Londres, con el que ahora estamos organizando una degustación allí. Este modelo de compartir cosas con los demás es realmente fascinante, y rápido”, expresó Agustín Marcial Gómez, que tiene su hot desk en la torre Bellini.

Juan Pablo Lafosse, CEO de Almundo.com, que mudó 300 de sus empleados a los pisos 21, 22 y 23 de la misma torre y que está pensando ya en sumar medio piso más, coincidió que para una empresa con un crecimiento muy fuerte como el de ellos, es fundamental saber que, si quieren incorporar 30 personas y 20 el mes siguiente, podrán encontrar rápidamente el lugar de trabajo necesario, lo que no sucede en cualquier edificio de oficinas tradicionales, señaló.

Ambiente de trabajo colaborativo

“El ambiente de trabajo es muy colaborativo, lo que nos  pone en sintonía con la cultura de nuestra compañía, y todos los que se mudaron están mucho más contentos”, aseveró.

Por su parte, Daniela Cicijovuk, una de las usuarias manifestó que vivir la experiencia WeWork no es simplemente ir a trabajar.

“Durante seis meses trabajé para un real estate developer en el WeWork de NoMad en Nueva York, y cuando llegué no entendía dónde estaba porque en cada piso había una sorpresa como un metegol, una mesa de ping pong, sillones supercómodos”, expresó.

Explicó que por ese motivo, alquilar una oficina así es simplemente el puntapié de toda una experiencia de innovación, comunicación y relacionamiento, donde todas las personas que trabajan ahí, sean freelancers, start ups, medianas o grandes compañías, están en constante contacto.

Otro dato importante que aporta Fuks, es la frecuencia con que la gente se queda en WeWork más allá de su horario de trabajo, incluso pasando las 20 o 21 hs con gente aún reunida, tomando cerveza, charlando.

Es donde muchos se preguntan si esas horas fuera del horario que permanecen allí son realmente productivas, el asegura que el networking es realmente productivo porque es el momento donde realmente se aprovecha además de socializar, de hacer negocios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here