Las Estrategias más Eficaces de Comunicación Interna en Tiempos de Trabajo Remoto

1007

La pandemia transformó el mundo laboral y en ese nuevo escenario los líderes requieren de nuevas competencias y soportes para seducir a sus audiencias, según Maximiliano Blanc, CEO de BW Comunicación.

Los grupos de WhatsApp y el mail corporativo parecen no alcanzar para fortalecer el desarrollo o promover de los integrantes del equipo laboral; tampoco para asegurar el cumplimiento de los objetivos de las empresas. La pandemia transformó las dinámicas laborales y en ese nuevo escenario se abren muchas preguntas.

El trabajo remoto o mixto trae nuevos desafíos en la Comunicación Interna de las compañías. De hecho, es una de las áreas que más tareas y temas está absorbiendo: “Ya que un desarrollo ineficiente impacta negativamente en la productividad, en la calidad de los resultados y en la alta rotación de colaboradores”. Por eso es clave establecer buenas prácticas y disponer de herramientas para motorizar las dinámicas y necesidades de las empresas y de sus colaboradores.

Con la pandemia, sin previo aviso y de un día para el otro, muchas compañías se vieron desafiadas en el modo  de comunicarse hacia el interior. “Todas tuvieron que hacer un cambio importante y la Comunicación Interna empezó a mostrarse como un vehículo de aprendizaje para el trabajo no presencial”, explica Blanc.

Por eso son fundamentales las propuestas que contribuyen al objetivo primero de la Comunicación Interna: transmitir la cultura organizacional, acompañar y brindar información clara y precisa. Les compartimos algunas de las estrategias más valoradas y eficientes:

Nota recomendada: La Nueva Vida de la Comunicación Interna
  1. Las plataformas como aliadas

La tecnología permite elegir el mejor canal para el comunicado que se va a dar. “Podés mandar un mensaje a toda tu organización a través de un video grabado con tu celular, desde cualquier lugar y será un mensaje genuino, transparente”, ejemplifica Blanc y analiza: “Hoy, más que nunca, necesitamos datos. Antes había mucha información informal que circulaba por los pasillos y permitía, por caso, conocer el resumen de cierta reunión. Ese ida y vuelta presencial ya no está. Los colaboradores la necesitan y los líderes también, para poder gestionar. Y para eso los nuevos sistemas son claves”.

La Comunicación Interna tiende a centralizar todo en un canal o en una red social corporativa, como Yammer, Workplace o Teams: plataformas en las que los colaboradores encuentran información y contenido de la empresa con la que interactuar.

La micro mensajería también se convirtió en una herramienta de consulta que reemplaza al mail porque permite, explica Blanc, un ida y vuelta mucho más espontáneo y rápido. Los bots dan respuesta a un montón de inquietudes: si alguien quiere saber, por ejemplo, cuántos días le quedan de vacaciones y si puede tomárselas en X fecha, puede preguntarlo por ese medio y obtendrá una respuesta ágil. “El modo en el que la empresa diseñe la forma en la que se comunica el bot representa la cultura de la compañía”, dice Blanc.

2. Las competencias de los líderes

Con el trabajo remoto como constante, los nuevos gestores necesitan desarrollar nuevas habilidades para motivar a la gente y transferir cultura.

“Es más importante escuchar que hablar y saber qué le pasa a quién tenés enfrente. Suelo dedicar los primero minutos de un encuentro virtual para preguntarle a mi interlocutor, ‘cómo está’, ‘cómo la está llevando’. En BW tengo mucho talento y al talento hay que retenerlo y para eso tenés que demostrar que te preocupás por ellos, que te importan. Por supuesto que no es impostado, es genuino”.

Nota recomendada: RR.HH. ¿Para que Sirven los Influencers Organizacionales?

Otro punto fundamental es la confianza, sin ella no se puede trabajar. El control no sirve y los nuevos líderes lo empiezan a entender. Blanc describe: antes, cuando se necesitaba una respuesta, se levantaba del escritorio y preguntaba. Ahora quizás tiene que llamar, pero se encuentra con que el celular de su colaborador está silenciado porque está preparando un informe y no quiere distraerse. El líder, entonces, no tiene más remedio que aprender a mandar un mensaje y a esperar.

“El jefe, no el líder, diría, ‘no me atiende debe estar perdiendo el tiempo’; esa transformación en la interpretación es un gran cambio cultural. Un líder tiene que saber confiar, en lugar de controlar. Confío en mi equipo porque sé que al final del día el trabajo va a estar hecho. Les entrego esa confianza porque ellos se la ganaron. Y eso es algo que hay que estimular”.

Por último, hay otro valor en Comunicación Interna que es importante promover: la honestidad. “Sé siempre honesto, claro y preciso. La pantalla no tiene por qué cohibirte para decir las cosas que tenés que decir; las buenas, las duras o difíciles”, cierra Blanc

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here