RR.HH. ¿Cómo Obtener Plena Atención en Nuestras Capacitaciones?

458

Hace unos días se publicó un interesante artículo en la revista Harvard Business Review que rápidamente se empezó a viralizar por las redes sociales y que aquí les compartimos.

Solo en EE.UU. las empresas invierten más de $ 160 mil millones en capacitación y desarrollo, según la Asociación para el Desarrollo del Talento (ATD). Esto incluye la inversión en cursos, instalaciones, sistemas y herramientas. Pero se invierte muy poco tiempo o dinero en preparar y habilitar la mente del aprendiz. El hecho es que, si el colaborador no tiene la capacidad mental “en el momento” para prestar atención, estas inversiones no están dando sus frutos.

Demasiadas personas entran en experiencias de aprendizaje con demasiado en sus mentes. Es como si sus cerebros estuvieran llenos, con poco o ningún espacio para más información o nuevas ideas. Para que las organizaciones maximicen su retorno de la inversión en formación, creemos que todos los profesionales del desarrollo, así como todos los empleados, deben aprender a prestar atención. ¿Cómo puedes hacer esto?

1.Con Entrenamientos de Atención Plena

Se ha demostrado que esta técnica conocida como mindfulness (o técnica de meditación india) mejora las funciones cognitivas, incluida la atención, la memoria y la función ejecutiva. Todos estos rasgos son críticos para el aprendizaje. Aprender a gestionar la atención es la esencia de prestar atención. Pero no todos los empleados tienen el tiempo, o el deseo, de iniciar un programa de de capacitación. Así que depende de los profesionales del desarrollo llevar la atención plena a sus experiencias en el aula. Así es cómo.

2.Crear un Ambiente Propicio para el Aprendizaje

No subestime la importancia de crear un contenedor propicio para optimizar la experiencia de aprendizaje. Idealmente, los entornos de aprendizaje deben tener un mínimo de desorden, espacios abiertos para la introspección y colaboración, ventanas grandes para la luz diurna óptima y rincones tranquilos para la reflexión personal o la práctica de la atención plena. Además, si se sirven comidas o bocadillos, deben ser nutritivos y alineados con la última ciencia del cerebro sobre alimentos que mejoran la energía y el rendimiento; es decir, más verdes, granos, nueces y bayas y menos azúcar.

3. Minimiza todas las Distracciones

La investigación muestra que cuando las personas se distraen, puede llevarles casi 30 minutos volver a lo que estaban haciendo. Y, cuanto más compleja es la tarea, aprender algo nuevo es una de las tareas más difíciles para la mente, cuanto más tiempo lleva. Saber que debes minimizar las distracciones y hacerlo realmente, sin embargo, puede ser primos lejanos. En un aula, esto incluye que las personas apaguen todos los dispositivos a menos que sean parte de la experiencia de aprendizaje. Durante un curso abarrotado, puede ser tentador para los participantes leer un texto o correo electrónico entrante (nadie lo notará, ¿verdad?). Destacarles la importancia de ser disciplinados. Pídales que se comprometan con su experiencia de aprendizaje apagando todas las notificaciones y guardando cualquier dispositivo u objeto que distraiga.

4. Siempre Comience con dos minutos de atención plena

Unos pocos minutos de entrenamiento de atención plena al comienzo de una experiencia de aprendizaje, y entre cada nuevo segmento de aprendizaje, pueden ayudar a los participantes a despejar el desorden mental y estar abiertos a nuevas ideas y contenido. Esto puede ser tan simple como dos minutos de estar quieto, invitar a una sensación de relajación en el cuerpo y la mente, concentrarse en la respiración y dejar de lado las distracciones. Para ayudar, puede usar esta aplicación o simplemente integrar momentos de práctica en la agenda formal.

5. Tomar Descansos Conscientes

Sea deliberado acerca de lo que hacen los participantes durante los descansos. Demasiadas personas usan los descansos como una oportunidad para registrarse en las actividades laborales, lo que es perjudicial para el aprendizaje por dos razones. Primero, no brinda una oportunidad para que la información se establezca y marine en la mente. Y esto dificulta la transición de la información de corto a largo plazo a la memoria. En segundo lugar, crea más desorden mental. Ayude a los participantes a resistir la tentación de revisar sus teléfonos. En lugar de ello, aliéntelos a disfrutar de un descanso consciente, que podría incluir una caminata afuera, escribir en un diario o la oportunidad de reflexionar sobre los aprendizajes con un colega.

Después de la capacitación, aliente a los participantes a practicar 10 minutos de capacitación de atención plena todos los días. Si sus mentes son más claras, más centradas y más tranquilas, tienen más posibilidades de conservar lo que aprendieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

ocho + 14 =