Que Principe es Mejor Director Ejecutivo ¿William o Harry?

734

El choque entre el incondicional confiable y el imprevisible inconformista es familiar para muchas compañías que se proponen contratar a un nuevo jefe, según la particular mirada del diario de negocios The Wall Street Journal

El retiro sorpresivo del príncipe Harry y Meghan Markle de la familia real de Gran Bretaña ha producido decenas de preguntas apremiantes que, si eres uno, demandan múltiples preguntas sin responder: ¿Canadá los deportará?, ¿Oprah Winfrey los puso a prueba?, ¿Se dirigen a Netflix?, ¿Terminarán haciendo anuncios de leche en China?

Obviamente estoy exagerando. El mundo tiene problemas mucho más grandes que una explosión en el Palacio de Buckingham. Pero antes de cambiar el canal, vale la pena examinar una subtrama que no parece tonta en absoluto. Es la aparente grieta entre el Príncipe Harry y su hermano, el Príncipe William.

Esta no es una lucha de poder. William es el heredero de nacimiento y Harry, sexto en la línea del trono, no tiene una oportunidad realista de convertirse en rey. Pero en un sentido más amplio, estos dos príncipes tremendamente populares parecen ser una encarnación casi perfecta de una división de liderazgo clásica.

Muchas empresas, cuando se proponen contratar a un nuevo jefe, inevitablemente llegarán a la misma encrucijada familiar: una elección entre opuestos.

El candidato “A” es la elección confiable e incondicional; alguien que mantendrá una mano firme en la caña del timón. El candidato “B” es la opción impredecible-inconformista; un gerente creativo e impulsivo que puede cambiar las cosas.

Una versión de esta dinámica se desarrolló en 2018 en Goldman Sachs, donde la carrera para reemplazar al presidente ejecutivo saliente Lloyd Blankfein implicó un intercambio de 15 meses entre dos hombres.

El candidato incondicional era Harvey Schwartz, un cinturón negro de karate y salvavidas de Goldman que ayudó a guiar al banco a través de la crisis financiera y fue considerado la apuesta más fuerte para gestionar el riesgo y la regulación.

David Solomon, CEO Goldman Sachs

La elección inconformista, y eventual ganador, fue David Solomon, un ávido esquiador y surfista que luce bronceado perfecto, un DJ de club de baile. Solomon, el raro socio de Goldman que fue contratado desde el exterior, había argumentado enérgicamente que la empresa estaba demasiado atascada en sus caminos y no ha perdido el tiempo en repensar algunas de sus tradiciones más antiguas.

Por lo menos, los eventos recientes han dejado en claro que el Príncipe Harry y el Príncipe William también tienen diferentes temperamentos y, más allá de eso, puntos de vista divergentes sobre los privilegios y obligaciones de la realeza.

En informes publicados y apariciones públicas, William se presenta como un defensor diligente, deliberado y concienzudo que respeta la tradición y se inclina hacia un cambio gradual. Parece más equilibrado, socialmente seguro y emocionalmente tranquilo que su hermano. Sin embargo, no parece encogerse al emitir críticas privadas, y puede ser terco e inflexible en sus puntos de vista.

Harry, por el contrario, ha aceptado constantemente nuevas ideas y experiencias y ha desafiado el statu quo. Se presenta como más simpático, agradable y carismático, pero también quizás menos concienzudo y más impulsivo. Él ha reconocido experimentar ansiedad social y luchar con altibajos emocionales.

No tengo idea de qué príncipe sería un mejor director ejecutivo. Eso probablemente dependería de las circunstancias actuales de la empresa. Pero hay pocas dudas sobre qué príncipe parece más adecuado para convertirse en rey. En algún momento, quizás incluso ahora, la monarquía británica podría beneficiarse de una sacudida. Pero la historia sugiere fuertemente que la firmeza de William lo hace encajar mejor.

Después de todo, tanto el bisabuelo de William (King George) como la abuela (Queen Elizabeth) lograron convertirse en monarcas amados, capaces y firmes a pesar de ser eclipsados ​​por un hermano más colorido y mercurial. (La tercera temporada de la serie de Netflix “The Crown” abordó este punto directamente).

The Crown. Fuente: Netflix

Sin embargo, pasemos a la pregunta real: ¿qué tipo de líder eres?

A menos que se establezca en el Palacio de Buckingham, o se mude a la oficina de la esquina, la forma más rápida de manejar esa pregunta es tomar nuestro cuestionario de liderazgo de Harry o William de 10 preguntas altamente científicas.

Estoy seguro de que muchos de ustedes han visitado este circo antes. Hay decenas de pruebas de personalidad disponibles en línea, y muchas empresas las administran a los candidatos y empleados de manera habitual. Cualquier número de pruebas, puede hacer un gran trabajo al pintar una imagen amplia e integral de las tendencias profundamente cableadas de una persona.

Nuestro cuestionario está diseñado para analizar su estilo de liderazgo.

Para medir eso, hemos adaptado preguntas del modelo de personalidad de cinco factores (FFM), una herramienta de evaluación ampliamente utilizada que mide cinco rasgos generales: conciencia, extraversión, apertura, amabilidad y estabilidad emocional. Para orientar nuestra prueba hacia el liderazgo, hemos consultado estudios en los que el FFM se administró a grandes grupos de ejecutivos de empresas y líderes políticos.

En pocas palabras, los investigadores han encontrado que los “rebeldes” y los “incondicionales” a menudo publican puntajes significativamente diferentes en las cinco categorías. Para llegar a un veredicto final, hemos calibrado nuestro cuestionario para darle puntos “Harry” o puntos “William” dependiendo de cómo responda a cada pregunta.

Un consejo: solo sé honesto. No hay respuestas “correctas” aquí. La mayoría de ustedes no encajarán perfectamente en ninguno de los campos, pero eso ciertamente no significa que no sean materiales de liderazgo.

En todo caso, diría que los acontecimientos recientes han demostrado que el futuro Rey de Inglaterra ideal, o para el caso, el CEO más deseable del mundo, podría no ser Harry o William, sino una combinación de ambos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

once − uno =