Redes Sociales para Encontrar Talento ¿Tendencia o Realidad?

538

Tal como les venimos contando, todo parece que las redes sociales se van imponiendo como principal fuente de reclutamiento, por lo menos en Argentina según el diario La Nación.T

#Trabajo y #Empleo son los nuevos códigos que abren puertas en el mundo laboral. Los hashtags o “etiquetas” para redes sociales ayudan a los que están en plena búsqueda. A las consultas en las plataformas online y LinkedIn les salieron nuevos competidores: los posteos en en Instagram, Facebook y Twiter llegaron para quedarse en el mundo del empleo.

Por su bajo costo y su largo alcance, las redes sociales son cada vez más una plataforma elegida por las compañías que buscan atraer, sobre todo, a talentos jóvenes. Para encontrarlos, nada mejor que tener presencia donde ellos están. ¿Por qué cada vez más compañías las eligen? “Porque son un vehículo con una capilaridad enorme que, además, brindan facilidad para acceder a un determinado target si así se quisiera, porque se puede segmentar el destinatario”, explica Alejandro Melamed, director de Humanize Consulting.

“Las redes te dan economía de escala, sencillez, accesibilidad, marca empleadora y capacidad de respuesta casi inmediata”, continúa el autor del libro Diseña tu cambio. Muchas búsquedas por redes sociales se gestionan a través de las cuentas propias de las compañías o consultoras; otras, a través del contenido generado por usuarios particulares etiquetados con los hashtags más conocidos -#TrabajoAr ya suma 8500 publicaciones y #LaburoArgentino, alrededor de 3400- y algunas por cuentas que recolectan toda la información a modo de “agregador” de posteos.

Una de ellas es la cuenta en Instagram @buscoempleobaires, que suma 80.000 seguidores y 5000 publicaciones. Leonel Colina emigró desde Venezuela y gestiona la comunidad virtual desde hace un año y medio. Está suscripto a todos los portales de empleo online y tiene activadas notificaciones para varias compañías empleadoras para poder darles a sus seguidores la información más actualizada de las búsquedas que circulan.

Alejandro Melamed. Fuente: Linkedin

En algunos casos, toma las imágenes que ya están preparadas para las redes y que suben las compañías y consultoras; en otros, transforma en una imagen búsquedas que encuentra en diferentes fuentes. Hoy divide su público entre venezolanos y argentinos, en su mayoría de 24 a 32 años, que dentro de sus posteos puede encontrar búsquedas para comercios, restaurantes, fábricas y empresas.

Colina explica que, además de buscar los posteos online, también les saca fotos a pedidos de empleados que ve por la calle cuando pasa con su taxi -su empleo principal-. Además, los recibe de parte de los usuarios y de parte de las empresas. Asegura que es común que quioscos, restaurantes y bares le acerquen sus necesidades. Existen varias cuentas como la suya y las más conocidas apuntan tanto a trabajadores argentinos como venezolanos.

Otras cuentas similares son @laburarg, @empleos_argentina, @tuempleo.ar y @cvdigital.ar, entre otras. Hasta el Gobierno de la Ciudad se volcó a las redes para encontrar talento joven. En la cuenta @trabajoba no solamente publica las búsquedas necesarias para cubrir los puestos en sus dependencias, sino que también funciona como un agregador de solicitudes privadas. Aparte de los de Colina autogestionados, hay avisos más “institucionalizados”. Tal es el caso de los de Cia de Talentos, consultora de origen brasilero que gestiona oportunidades orientadas a estudiantes universitarios y profesionales recién graduados a través de las redes.

“Las redes nos ayudan porque encontramos a los jóvenes donde están hoy. Quizás están en una plataforma y se cruzan con un posteo y, aunque no estén buscando trabajo, pueden reenviarlo fácilmente a otra persona interesada”, explica Silvana Sabetta, coordinadora del área de Marketing de Cia de Talentos.

Un Nuevo Lenguaje

Sabetta da consejos para hacer una buena publicación en redes como empleador. La recomendación clave es que haya poco texto en el posteo y encabezar la búsqueda con alguna palabra atractiva para el público, como “desarrollo”, “oportunidad” o “experiencia internacional”, explica. A eso se le suman los hashtags, para que sean más fáciles de encontrar y alguna imagen atractiva “que sea lo más real posible” y que muestre a jóvenes contentos.

“En promedio, un argentino pasa tres horas por día conectado a las redes sociales. Este dato no puede obviarse a la hora de diseñar un aviso que genere impacto y llame la atención frente al caudal de información que circula por las redes sociales. Hoy más que nunca, el mensaje debe ser muy claro y conciso porque las redes imponen un modo de lectura veloz, que se pueda dar en los ámbitos más diversos. Un candidato, por ejemplo, puede recibir un WhatsApp de parte de un amigo con una búsqueda de trabajo mientras está viajando en hora pico, en subte o tren. Por eso, los contextos y los modos en los que circula y se comparte la información deben tenerse en cuenta a la hora de idear un aviso para redes”, asegura Ernesto Tocker, director del Servicio de Empleo de la mutual AMIA.

Silvana Sabeta. Fuente: Linkedin

Por otro lado, Melamed da recomendaciones para los solicitantes. Que las empresas hagan sus búsquedas a través de las redes también significa que las propias cuentas de los candidatos estarán más presentes. “Hay que cuidar el rastro que uno va dejando en las plataformas sociales. El perfil tiene que estar lo más ‘simple’ posible y el usuario no debe perder de vista que la compañía a la que va a postularse va a poder acceder a todo lo que sea público en su perfil”, detalla, y añade: “LinkedIn es lo primero, es tu DNI y todo el resto se va derivando”.

También aconseja tener cuidado con las búsquedas que se emprenden como candidatos. “Existe un riesgo que son las búsquedas truchas. Lamentablemente, hay muchos casos de personas que inescrupulosamente usufructuaron las redes sociales para hacer cosas detestables”, detalla. Para evitar engaños, recomienda remitirse a las redes sociales oficiales de la empresa o de la consultora, lo que le da “mayor seriedad” al proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

9 + 1 =