Para ser Feliz en la Oficina, hay que tener una vida fuera de ella

1599

Podrá garantizarlo menos horas trabajando?

Qué es lo que los talentos buscan laboralmente? La empresa perfecta, el jefe perfecto o el puesto perfecto? Pues ninguno existe, así que deje de venderlo como tal, ya que el equilibrio es la clave y basta con ofrecer y garantizar una vida fuera del horario laboral.

Así lo indicó el diario español Expansión sobre la premisa de la felicidad en el trabajo y  si una menor carga horaria sería una de las alternativas.

En tal contexto, la publicación alude que antes de ser un profesional se es persona, el individuo mismo y que es  normal aspirar a la satisfacción laboral, que generalmente es muy complicado, centrarse sólo en el ámbito del trabajo no brinda la felicidad completa.

Se menciona que buscar la felicidad en el trabajo es un sueño que casi puede hacerse realidad, pero que poner todo el objetivo en la satisfacción personal y profesional, puede convertirse en una pesadilla o ser frustrante tarde o temprano, ya que no existe la actividad perfecta, tal como se comentó antes.

Ovidio Peñalver, socio director de Isavia, recordó que “somos antes personas que profesionales, por lo que, cuanto más feliz y equilibrada sea nuestra faceta personal, mejores profesionales seremos. Hay que tener mucho cuidado con jugar únicamente la baza de ser feliz en el trabajo”, reveló.

 sin una vida después del horario de oficina, resulta complicado que pueda funcionar nuestra vida profesional.

Jorge Cagigas, socio de Epicteles, coincidóe en que “el mundo del trabajo es uno de los espacios en los que el ser humano se desarrolla como persona. Ese ámbito laboral debe aportar y complementar los otros aspectos”.

Si hay desequilibrio, todo se viene abajo y Peñalver añade que “ser feliz es disfrutar y hacer disfrutar a quienes tenemos alrededor, se trata de algo auténtico imposible de maquillar, y que se contagia. Si somos personas felices seremos profesionales satisfechos”.

José María Gasalla, profesor de Deusto Business School, añadió que “lo que se puede medir, aquello que es posible gestionar, la lucha o la competitividad suenan a trabajo. Y necesitamos una vida más allá de esto, en la que se plantee realmente el largo plazo”.

El tiempo justo con la jefatura influye en la productividad 

Conviene tener en cuenta las conclusiones de una investigación de la consultora LeadershipIQ, que dicen que “pasar el tiempo justo con quien te manda te hace más feliz en el trabajo.

Las horas que pasamos con nuestros jefes influyen en nuestros niveles de inspiración, creatividad, compromiso y motivación. Así, más de seis horas semanales con un superior directo perjudican seriamente esos niveles de motivación y creatividad, complementa el artículo.

Pero a la vez, socializar demasiado en el trabajo puede ser un arma de doble filo, y por otro lado, cuando un buen dirigente impulsa la amistad en las compañías y organiza actividades sociales en el lugar de trabajo tienen un 40% más de posibilidades de promocionar en los dos años siguientes.

Y que un buen amigo en el puesto habitual incrementa la satisfacción profesional en un 50%. No obstante, se debe huir de ciertas fórmulas de relación personal más allá del trabajo.

En ocasiones, quedar con el jefe y los compañeros fuera del horario de oficina para cualquier actividad lúdica puede resultar complicado para quienes tienen hijos pequeños, o para aquellos que distinguen la esfera profesional de la personal, subraya el artículo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

seis + nueve =